Novedades

1º Día en Chiang Mai

A Chiang Mai llegamos en avión, procedentes de Siem Riep en Camboya, con escala en Bangkok, el vuelo fue con Air Asia y nos costó 38 euros por persona.

Llegamos a Chiang Mai pasadas las 7:00 pm, recogimos los equipajes y buscamos medio de transporte hasta el hotel.Hay muchos taxis piratas que te ofrecen llevarte, pero siempre es mejor buscar la agencia de taxis oficial del aeropuerto, con carteles con los precios cerrados y evitamos estar negociando y que nos estafen.

El trayecto en taxi desde el  Aeropuerto de Chiang Mai hasta nuestro hotel es bastante rápido, aproximadamente 10 minutos.
Nuestro hotel fue el Tadkham Village Boutique. Nos alojamos fuera de la muralla, sobre todo por la diferencia de precio. El hotel estaba muy bien, incluía desayuno, una habitación amplia, y una recepción muy amable. El mayor problema que tiene es que está rodeado de casas de tailandeses y no tiene supermercados cerca o lugares donde comer.

Tadkham Village Boutique


A la ciudad amurallada se llega caminando en unos 15 minutos aproximadamente. Es verdad que dentro de la muralla encontramos más tiendas, sitios para comer, supermercados, pero a nosotros en cuanto a precio son compensó el hotel a las afueras.
Ese día ya no nos dio tiempo de hacer mucho más, descansamos, al día siguiente teníamos un día entero cuidando elefantes en el Woody Elephant Training.



Woody Elephant Training



Podemos contactar con ellos en la web http://www.woodyelephanttraining.com/ , es necesario reservar con tiempo, el precio aproximado es 2400 BTH por persona, en elefante compartido. Buscamos mucho por internet información de los centros de elefantes, ya que no queríamos ver elefantes pintando o jugando a fútbol, buscamos algún lugar donde no maltrataran a los animales, y a simple vista, creo que elegimos bien.



Para nosotros ha sido una de las mejores experiencias de Tailandia, pasar más de 8 horas con estos animales. Además coincidimos con otra pareja española, Isaac y Ana de Málaga, con los que nos intercambiamos fotos y vídeos luego y lo pasamos genial.
En otras reservas de elefantes puedes montar en elefante individual o con silla, nosotros creo que elegimos bien, ya que lo pasas mejor con otra persona en el mismo elefante, y al no tener silla, vives de manera más natural la monta en el animal.


Comida en el Woody Elephant




Nos recogieron en el hotel sobre las 8:30 am, y pasado una hora de camino, a las afueras de Chiang Mai estaba la reserva Woody Elephant Training. Primero pasamos por varios hoteles recogiendo a más personas que iban a la misma excursión que nosotros.
Lo primero fue una charla de 10 minutos con Woody, el dueño del negocio, en la que nos explicó el funcionamiento, lo que teníamos que hacer durante el día, nos separó en dos grupos de 8 personas. Nos escribió nuestros nombres en tailandés en las manos, y apuntamos las 10 o 15 palabras más importantes en tailandés para que el elefante nos hiciera caso.


Primero les dimos plátanos de comer, que habíamos recogido previamente en el camino a la reserva, fue nuestro primer contacto con los elefantes.
Luego montamos en los elefantes durante una media hora, hasta una zona de vegetación donde paramos para que comieran un poco, y minutos más tarde volvimos a montar hasta llegar a un río próximo. Allí los bañamos y jugamos con ellos, había una cría que nos buscaba para jugar con los elefantes grandes y nos buscaba para empujarnos en el agua. Ésta, fue de las partes más bonitas del día.



Más tarde subimos de nuevo a la cabaña y nos sirvieron el almuerzo, tortilla francesa, arroz, agua y una especie de salsa con pollo y cebolla típica thai, además de algo de fruta típica del país.
Terminada la comida, la furgoneta nos recoge de nuevo y nos lleva a un campo de caña de azúcar cercano, donde nos enseñan a cortar caña durante un rato y probamos un poco, muy buena, aunque algo caliente.





Volvimos con los elefantes y le dimos de comer la caña que habíamos cortado, sacamos unas cuantas fotos más, y nos despedimos de un gran día con estos animales.
La vuelta a Chiang Mai se hizo algo pesada, por el cansancio, la falta de aire acondicionado de la furgoneta y el tráfico de regreso, al final tardamos unas dos horas y media en llegar de nuevo al hotel.











Kaosan-road-de-noche
Nos dimos una ducha y salimos al Night Bazar en la ciudad amurallada. Fuimos camiando hasta la entrada de la muralla, y allí cogimos un tuk tuk que nos llevó hasta el mercado. Es una calle con puestos de ropa, artesanía y falsificaciones. Está bien, pero nada comparado al Sunday Market que comentaremos en el segundo día en Chiang Mai. Aquí acabó nuestro primer día completo en Chiang Mai, al día siguiente nos esperaba el Doi Suthep, la tribu Doi Pui y algún otro templo, además de Muay Thai y Sunday Market.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tenerifeando por el mundo Designed by Templateism.com Copyright © 2014

Imágenes del tema: Jason Morrow. Con la tecnología de Blogger.