Novedades

Costa Amalfitana

De cara al mar Tirreno, la Costa Amalfitana se extiende  a lo largo del golfo de Salerno y comprende algunos de sus lugares más famosos, de Positano a Ravello y, naturalmente, Amalfi.

Supimos de la existencia de esta zona de Italia gracias a un conocido de Raquel, un italiano que al comentarle que íbamos a visitar Roma, Nápoles y Capri nos recomendó este lugar.

Mapa Costa Amalfitana
Nosotros llegamos a Sorrento, nuestra base para dormir cerca de la Costa Amalfitana en tren desde Nápoles. Sorrento es un pueblo costero con mucho menos encanto que la Costa Amalfitana, pero mucho más económico para dormir, y desde donde salen guaguas diarias que recorren toda la costa por unos 10 euros.

El hotel elegido allí fue el Hotel Capri, muy céntrico, con una decoración muy bonita, personal muy amable. El último día salíamos del hotel a las 12 y teníamos el tren a las 4 y nos permitieron quedarnos en la piscina hasta esa hora sin ningún coste.

Hotel Capri
Decidimos no alquilar coche, primero por lo estrecho de las carreteras y segundo por la dificultad de encontrar aparcamiento.

Nuestras tres paradas fueron:

Positano:
Situado a 40 km de Nápoles, está encaramado entre acantilados hace que no tenga calles en su interior, sino callejones y escaleras, lo que hace que sea imprescindible estar un poco en forma, sino lo pasaremos mal.
Son unos 400 escalones que nos llevan a la playa de Fornillo. El camino se hace más llevadero al pasar por casas de estuco blanco, cada una con su pequeña terraza y llenas de buganvilias. Por lo general esta playa de arena negra se encuentra tapizada de cuerpos al sol.
Sin duda, para nosotros es el pueblo más bonito de los que componen la Costa Amalfitana.






Amalfi:
Amalfi supo ser la capital de una república medieval más que influyente en la historia, y fue golpeada por un terrible terremoto que destruyó la ciudad y diezmó a toda su población en el siglo XIV. Pero hoy es una ciudad de hermosas y pequeñas playas y piazzas. La principal atracción de Amalfi son su Piazza del Duomo, su catedral, las compras en Via Lorenzo d’Amalfi, sus calles y todos esos momentos de fiesta y de relajación en alguna trattoria junto a las deslumbrantes vistas del mar. Allí pasamos varias horas viendo estas calles y plazas, sus tiendas, y comiendo pasta en sus bares con terraza, eso sí, los precios de la comida son un poco desorbitados.







Ravello:
Es el pueblo con mejores vistas de toda la costa. Su historia ha ido de la mano de Amalfi pero siempre con un ligero status de mayor categoría. Desde los jardines de las mansiones, el dominio de la Costa Amalfitana es total y las villas construidas en el municipio así querían ponerlo de manifiesto. Es uno de los lugares preferidos de vacaciones de la alta nobleza italiana.



Desde Sorrento, por cercanía se visita primero Positano, luego Amalfi y después Ravello.

A la vuelta volvimos a parar en Positano, y allí cogimos un pequeño crucero de dos horas de vuelta a Sorrento. Fue una gran decisión, ya que paramos 15 minutos en alta mar y nos dimos un baño, y luego las dos horas las recorrimos en una hamaca en la cubierta viendo los impresionantes acantilados y playas que había desde Positano hasta Sorrento.




En Sorrento pudimos visitar y pasear por la ciudad y su centro histórico, pero como ya comentamos anteriormente es una ciudad con menos encanto.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tenerifeando por el mundo Designed by Templateism.com Copyright © 2014

Imágenes del tema: Jason Morrow. Con la tecnología de Blogger.