Novedades

5º Día: Pingyao, una ciudad anclada en el pasado

Comenzaba nuestro día en Pingyao saliendo de las murallas para comprar la entrada que da acceso a todos los lugares de interés de la ciudad. Al salir de la muralla se ve un Pingyao completamente diferente, con la gente local haciendo su vida tradicional y no tan pendiente del propio turismo chino.
Pingyao
Pingyao tiene 3 calles principales donde se encuentran todos los templos , tiendas y restaurantes. Éstas son The North Street, The West Street y The South Street.
Ya que estábamos en la entrada de la ciudad amurallada decidimos subir allí a las murallas y caminar la mitad de la ciudad por encima de ellas. Recorrimos desde Gongi Gate hasta Fengyi Gate, donde bajamos a la ciudad y llegamos a West Street.
Pingyao desde las murallas
El calor era horrible y al bajar nos compramos una especie de granizada china que no estaba nada mal, aunque el hielo brillaba por su ausencia.

Granizadas
Un poco más adelante había un parque en construcción con una figura de un Tranformers. Esto solo lo verás en China, una ciudad antigua anclada en el pasado con un Tranformens en un interior.

Tranformers
Seguimos por East Street para continuar viendo templos y el famoso muro de Dragón, donde aprovechamos y compramos algo de agua ya que el calor seguía muy fuerte. Hay muchos templos, son muy interesantes, pero cuando ya ves dos o tres a nosotros por lo menos algunos nos parecían iguales a los anteriores.



Ya llegaba la hora de comer y en toda la ciudad no había nada que no fuera comida china, excepto nuestro bar con música en vivo en el que hicimos todas nuestras comidas en Pingyao, así que llegamos a él y cenamos de nuevo allí.
En Pingyao encontramos varias curiosidades chinas como plumeros de plumas de gallina, gente durmiendo en las tiendas o unas fuentes con un líquido negro que nunca supimos que era.




Después de comer regresamos al hotel a descansar un poco y darnos un baño y volver a salir ya entrada la noche a dar un paseo nocturno por la ciudad, comer de nuevo en el mismo bar y comprar algún imán. Allí también compramos la famosa pulsera de las cinco monedas.

Noche en Pingyao

Antes de cenar intentamos comer algo tradicional, pero aunque en la foto parezca que la comemos, al momento fue a la basura.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tenerifeando por el mundo Designed by Templateism.com Copyright © 2014

Imágenes del tema: Jason Morrow. Con la tecnología de Blogger.