Novedades

Día 12: Zhangjiajie

 Día 12: Zhangjiajie


Amanecimos en nuestro hotel con el miedo de que el tiempo no acompañara y no pudiéramos ver los grandes paisajes que Zhangjiajie nos tenía preparado. Habíamos movido la ruta en China para poder visitar el parque y no queríamos quedarnos con un mal sabor de boca.
Zhangjiajie fue catapultada a la fama por la película de Hollywood Avatar, donde su nombre era Pandora.

Zhangjiajie
Y efectivamente estaba lloviendo, salimos del hotel y compramos unos chubasqueros en la misma puerta del hotel a una vendedora ambulante que estaba allí esperando a que saliéramos. Allí en la recepción nos dejaron un mapa que nos resultó muy útil en el parque.

Compramos algo de fruta y un paraguas en el mercado que hay de camino a la puerta del parque. El trayecto del hotel hasta la puerta es bastante corto, unos 5 minutos caminando.
Allí compramos las entradas por las cuales pagamos 275 yuanes por un pase que nos permitiría entrar cuatro días. Si hubiéramos tenido carnet de estudiante el precio era inferior, pero no fue nuestro caso, y es que China aunque pueda parecer un país barato, en cuanto al turismo no lo es.

Fotos del parque desde abajo
Nada más pasar el control hay varias guaguas que te llevan a diversas zonas del parque, nosotros fuimos hasta el famoso ascensor que tiene 329 pisos. Y aunque parezca increíble hay que volver a pagar, ésta vez 80 yuanes por persona por subir. 
Es imposible sacar una foto en el ascensor ya que todo el mundo se peleaba por estar en el cristal, y además el tiempo no acompañaba.

Foto desde el ascensor
Ya arriba existe la posibilidad de recorrer los miradores caminando o subir en las mismas guaguas que te van moviendo en el interior del parque y hacen paradas en todos los miradores.
En las guaguas los asientos son de vida o muerte, si no estás rápido los chinos se deslizan y se adelantan o te empujan y te quedas de pie todo el camino.
Nosotros hicimos una parte del recorrido caminando y otro tramo en guagua ya que el parque es inmenso y recorrerlo a pie es imposible. 




Durante el recorrido encontramos unos puestos callejeros y comimos unos pinchos de carne y una especie de empanada de huevo que fueron de las mejores cosas que comimos en todo nuestro viaje.



Cabreados porque no dejó de llover en todo el día, decidimos descender, ésta vez comprando otro billete de 65 yuanes para bajar por el teleférico.
Bajamos cubiertos por una inmensa niebla y cogimos la guagua en busca de la salida. Estuvimos dando vueltas en la guagua 20 minutos para volver al mismo sitio y al final entendimos que la salida era por otra parte del parque y que el teleférico que habíamos cogido hasta la parte de abajo no tenía salida al exterior.



Por lo tanto, otros 65 yuanes para volver a subir y otros 80 yuanes para bajar en ascensor. Al final del día nos fuimos cabreados por no poder ver nada y con un gasto de 565 yuanes por persona solo en teleféricos, ascensores y entrada. 
Volvimos al hotel un poco defraudados del día y sin saber que nos esperaría al día siguiente.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tenerifeando por el mundo Designed by Templateism.com Copyright © 2014

Imágenes del tema: Jason Morrow. Con la tecnología de Blogger.